Dos nuevos satélites se incorporan a la constelación Galileo

By

La constelación de satélites más grande de Europa ha vuelto a crecer tras el lanzamiento de otros dos satélites de navegación Galileo que despegaron el pasado 5 de diciembre desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa a bordo de un lanzador Soyuz. Los satélites Galileo 27-28 se suman a los otros 26 satélites de la constelación que hay en órbita, proporcionando el posicionamiento de navegación por satélite más preciso del planeta a más de 2.300 millones de usuarios de todo el mundo

El director de navegación de la ESA, Paul Verhoef, ha indicado: «Con el de hoy, son once los lanzamientos de la constelación de los satélites operativos de Galileo durante los últimos diez años: una década en la que los socios europeos de Galileo y la industria europea han hecho grandes esfuerzos para posicionar por primera vez Galileo como un sistema funcional que proporciona «servicios iniciales» desde 2016. Con estos satélites, hemos logrado mejorar la solidez de la constelación para proporcionar un mayor nivel de garantías de servicio».
El cohete Soyuz VS-26, operado por Arianespace y encargado por la ESA, despegó con los satélites de 715 kg desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa el 5 de diciembre a la 1:19 CET. Todas las etapas del cohete se desarrollaron con normalidad y la etapa superior Fregat liberó a los satélites en la órbita prevista a 23.525 kilómetros de altitud, unas 3 horas y 54 minutos después del despegue.
Los satélites pasarán las próximas semanas tratando de alcanzar su órbita de trabajo final a 23.222 km utilizando sus propulsores a bordo, mientras sus sistemas a bordo se revisan de forma gradual para uso operativo, lo que se conoce como la fase de lanzamiento y operaciones iniciales.
La ESA, que ha sido la encargada de diseñar, desarrollar, adquirir, realizar pruebas y calificar el sistema Galileo, y de supervisar su evolución técnica, llevó a cabo recientemente una actualización del segmento de control terrestre mundial del programa Galileo. Gracias a esto, y por primera vez, el operador del programa Galileo, SpaceOpal, puede llevar a cabo la fase de lanzamiento y órbita temprana (LEOP) de los satélites desde el propio centro de control de Galileo en Oberpfaffenhofen, Alemania, en lugar de hacerlo a través de un centro de control de misión externo. Las actividades de la LEOP se llevan a cabo bajo la responsabilidad de la Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial (EUSPA).
«Gracias a la reciente actualización del segmento de control terrestre de Galileo, los controladores de la misión pueden supervisar más satélites Galileo al mismo tiempo», comenta Pascal Claudel, director de operaciones de EUSPA y encargado de gestionar las operaciones y la prestación de servicios de Galileo. «Esto es fundamental, ya que hay más lanzamientos de Galileo previstos; Galileo se ha convertido en una constante en todo el mundo, con una continuidad y excelencia técnica diseñadas para el largo plazo».
Los satélites que se han puesto en órbita son los dos primeros de un total de 12 satélites Galileo de primera generación, que son una versión mejorada para que Galileo alcance la capacidad operativa completa en su prestación de servicios. Los satélites han sido fabricados y probados por OHB en Alemania, mediante cargas útiles de navegación procedentes de Surrey Satellite Technology Ltd en el Reino Unido e incorporando otros elementos procedentes de toda Europa.
Asimismo, en su última parada antes de dirigirse a la Guayana Francesa para su lanzamiento, dichos satélites se sometieron a rigurosas pruebas previas a vuelos espaciales en el centro de pruebas de ESTEC de la ESA en los Países Bajos, el centro de pruebas de satélites más grande de Europa. Actualmente, se están realizando pruebas o se encuentran almacenados en las instalaciones a la espera de ser transportados a Sudamérica seis satélites Galileo.
Los otros diez satélites de primera generación se lanzarán durante los próximos tres años, después de los cuales los reemplazarán otros satélites de navegación más avanzados, potentes y completamente reconfigurables nunca antes vistos, conocidos como «Galileo de segunda generación».
La ESA está desarrollando estos satélites de segunda generación G2G con la industria europea —a partir de dos consorcios independientes para garantizar la competitividad y la redundancia— y el primer lanzamiento está previsto para 2024.
Matthias Petschke, director responsable de la Comisión Europea, afirma: «En la actualidad, Galileo ofrece una precisión de un metro en cualquier parte del mundo. Los socios de Galileo no cejan en su esfuerzo; no obstante, estos dos satélites reforzarán aún más a Galileo y, con el resto de lanzamientos, permitirán nuevos servicios y señales, para que Galileo pueda mantenerse en lo más alto durante muchos años».

Arriba, imagen cortesía de la ESA

Categories:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *